13 valiosos consejos para quienes tienen problemas para levantarse de la cama

Hagamos un ejercicio de inmersión: imagina que tienes mucho sueño y de repente tu dormitorio es el mejor lugar del mundo. Tu cama está ordenada, tienes todas las almohadas y mantas que necesitas, estás usando un pijama cómodo y, sin siquiera darte cuenta, caes en un sueño profundo. ¿Es o no es un sentimiento que le gustaría conservar durante al menos ocho horas?

El problema es que tu vida no es perfecta y naciste para despertarte a las 5:30 am, cuando el despertador comienza a hacer ese ruido que odias. De repente, el escenario cambia: del cielo al infierno en cuestión de los cinco minutos que dura la “siesta”.

Después de luchar durante al menos media hora para levantarse de la cama, vas al baño y te sorprende la cara que ves en el espejo. La sensación que tienes es que ni el mejor café del mundo junto con la música más animada pueden despertarte para siempre, pero en realidad no del todo. Aprenda a continuación cómo despertarse de la manera correcta:

1 – Notas

Si eres del tipo que a menudo se olvida de recoger tu botella de agua o llevar tu almuerzo a la empresa, es una buena idea dejar notas en la puerta de la sala o en la parte superior de tu bolso, por ejemplo.

2 – Programa toda la semana

Aceptemos que incluso la persona más feliz del mundo, que se despierta sonriente y emocionada, debe tener problemas para decidir qué ponerse antes de su primera taza de café. Puede resolver esto verificando el pronóstico del tiempo y manteniendo todo separado durante toda la semana. ¿Que tal?

3 – Agua

¿Él recordó? Luego corre a la cocina y bebe un vaso de agua. Esto acelerará su metabolismo y ayudará a su cuerpo a rehidratarse después de un largo período de ayuno absoluto.

4 – Que quede muy claro

Suena a broma e incluso a exageración, pero si adviertes a las personas con las que vives por la mañana que no deben ofenderse por tu ceño fruncido y / o tu aire desapegado, se evitarán muchos problemas.

5 – No para todos

Si eres el tipo de persona feliz que tiene una cafetera que se puede programar, asegúrate de que se haya preparado el café cuando suene la alarma. Despertar con el olor del café es más poético y se siente bien.

6 – Compra un despertador diferente

Hay relojes de alarma que no dejan de sonar hasta que los disparas o los persigues por la habitación. Verdad. Entonces te despertarás de todos modos.

7 – Tener relaciones sexuales

Tener sexo por la mañana es algo bueno en muchos sentidos: te dejará de buen humor, relajado, de humor y definitivamente despierto.

8 – La aplicación que necesitabas

El Walk Me Up! es un reloj despertador que solo deja de sonar después de que te levantas de la cama y das unos pasos.

9 – El despertador común

Tu despertador no funciona, no te hace dispararle y, para colmo, no es una aplicación inteligente. Es solo otro reloj despertador normal que hace ese maldito ruido todos los días. El consejo es: manténgalo alejado de su cama para que tenga que levantarse para detener el ruido. Dicen que funciona.

10 – Revisión de conceptos

Sabemos que despertarse de mal humor es casi una regla social y que compartir memes en Facebook sobre cómo la vida es miserable antes del mediodía es relativamente común. La verdad es que puedes intentar cambiar tu forma de pensar acerca de levantarte temprano. Dejar ir los pensamientos negativos es un gran comienzo.

11 – Imagina la mañana ideal

Suena como una cosa de autoayuda y tal vez lo sea, pero empieza a imaginar qué tipo de persona te gustaría ser por la mañana. ¿El que bebe zumo de naranja mientras lee el periódico o el que empieza el día cantando en la ducha? Si piensa en este tipo de cosas, pronto las incluirá en su rutina, aunque solo sea los fines de semana.

12 – Olvídate de las tareas del día por un tiempo

¿Recuerdas cuando eras niño y te despertabas preocupado por la cantidad de tarjetas que faltaban para completar tu álbum? Anhelo. Hoy te despiertas pensando en la gente aburrida que conocerás, las cosas que necesitas comprar en el mercado, la factura de tu celular, tu reunión de trabajo, tu examen universitario …

Déjelo en serio después del desayuno, al menos. Hasta entonces, preocúpese por comer, ducharse y vestirse.

13 – ¡No caigas en la tentación!

Es normal que de vez en cuando te olvides de las tácticas anteriores y solo pienses en quedarte dormido. Cuando eso sucede y terminas perdiéndote un día de clase o trabajo, la sensación posterior no valdrá la pena.

Haz tu mejor esfuerzo por levantarte y, una vez que esto suceda, comienza a sentirte orgulloso de ti mismo. Suena tonto, pero puede funcionar, así que si eres del tipo que lucha por levantarse de la cama, no está de más intentarlo, ¿verdad?

Entonces, ¿qué te han parecido estos consejos? ¿Tiene alguna táctica infalible para despertar? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required