1. Pilares de la creación

(Reproducción / NASA)

Conocidos como los Pilares de la Creación, son estas gigantescas columnas de polvo y gas ubicadas en la Nebulosa del Águila, a 7.000 años luz de aquí, donde fue el vivero de innumerables estrellas nuevas. Y cuando decimos “era” es porque, según los científicos, fueron destruidos hace miles de años, tras chocar con una supernova. Vistos desde la Tierra, los Pilares de la Creación permanecen intactos, excepto que, como la luz debe viajar una distancia absurda hacia nosotros, solo llega mucho después de que han ocurrido los eventos. Entonces, cuando mire al cielo esta noche, tenga en cuenta: sus ojos están mirando al pasado.

2. NGC 5813

(Reproducción / NASA)

Para comprender mejor la acción de los agujeros negros, un equipo de astrónomos de la NASA observó NGC 5813, un cúmulo de galaxias ubicado a unos 105 millones de años luz de la Tierra. Notaron que sus enormes cavidades están formadas por ondas de choque disparadas por un agujero negro supermasivo, ubicado en el centro de NGC 5813, que expulsa el gas sobrecalentado en su interior.

3. Galaxia de hidromasaje

(Reproducción / NASA)

Hablando de agujeros negros, según expertos en la materia, los puntos luminosos de esta galaxia, ubicada a unos 30 millones de años luz de la Tierra, probablemente sean provocados por su acción destructiva.

4. Nebulosa del cuerno de elefante

(Reproducción / NASA)

Para los astrónomos, el impacto de las nubes de gas helado con la radiación y los vientos de una estrella joven masiva da lugar a nuevas estrellas. Esto puede ser lo que está sucediendo en la Nebulosa Cuerno de Elefante, ubicado en la constelación de Cefeo, a unos 2.400 años luz de distancia de la Tierra.

5. Nebula de Orión

(Reproducción / NASA)

Ubicado aproximadamente a 1.500 años luz de nuestro planeta, este es uno de los objetos más estudiados por la Astronomía e incluso puede verse en una noche oscura sin la ayuda de equipos. Los puntos rojos indican las estrellas en proceso de formación; en la región más brillante se encuentra el Cúmulo Trapezoide, donde se encuentran las estrellas más jóvenes de la nebulosa.

6. NGC 6503

(Reproducción / NASA)

Aunque el Universo parece bastante espacioso, la gran mayoría de las galaxias están agrupadas en grupos relativamente cercanos entre sí, en términos astronómicos. Sin embargo, curiosamente, hay una excepción que se conoce con el nombre de NGC 6503. Esta galaxia se encuentra en una posición “solitaria”, en una región del Universo extrañamente desocupada. Se encuentra a unos 18 millones de años luz de la Tierra, en la Constelación de Draco (el Dragón), y tiene aproximadamente un tercio del tamaño de la Vía Láctea.

7. Messier 60 y NGC 4647

(Reproducción / NASA)

Los científicos han buscado durante mucho tiempo desentrañar alguna interacción entre estas dos galaxias: Messier 60 (en el centro de la imagen) y NGC 4647 (en la parte superior derecha). Estudios recientes confirman que sí, existe interacción entre ellos, sin embargo aún es prematuro enunciar el tipo. Lo que se sabe es que la fuerza gravitacional, que generalmente acerca a dos galaxias relativamente juntas, no ocurre entre las dos. Otro dato interesante es que en el centro de Messier 60 hay un agujero negro unas 4.500 millones de veces más masivo que el Sol, lo que lo convierte en uno de los más grandes jamás identificados por los científicos.

By memeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *