1 – Las razones del coqueteo

Coqueteamos por seis razones: sexo; divertida; prueba cómo sería estar en una relación; intentar mejorar la autoestima; buscando mejorar la relación actual; y como una forma de sacar algo de la persona con la que estás coqueteando.

En el estudio que enumeró estas motivaciones, el investigador también encontró que los hombres tienden a coquetear más por razones sexuales y que las mujeres generalmente coquetean con ganas de entablar relaciones serias.

2 – Las parejas también necesitan coquetear

Cuando hablamos de coqueteo, tendemos a pensar en este juego de seducción como algo común en las personas solteras, pero lo cierto es que todo aquel que esté casado o haya tenido una relación seria durante mucho tiempo también necesita coquetear.

Un estudio de 2012 analizó la vida amorosa de 164 personas casadas y los resultados mostraron que las parejas a menudo susurran al oído de su pareja como una forma de mantener y enfatizar la intimidad.

3 – Sobre la mejor forma de iniciar una conversación

Una encuesta de las respuestas de 600 personas reveló que los hombres tienden a preferir enfoques directos como “Me gustas, ¿puedo invitarte a una bebida?”. A las mujeres, en cambio, les gustan las líneas de recogida más sutiles y también los enfoques que parten sin pretensiones, preguntando si le gusta una determinada banda, por ejemplo.

4 – Sobre las preguntas formuladas

Si la idea es ir más allá del coqueteo de un día, sé consciente del tipo de pregunta que le haces a la persona que tienes en la mira. Cuestionar cuestiones más personales y emocionales a menudo crea conexiones más fuertes entre las personas, así que en lugar de invertir en charlas en el ascensor, intente hacer preguntas más intrigantes como “¿Qué papel juega el amor en tu vida?” y “¿qué tema es demasiado serio para que alguien se burle?”

5 – Los hombres sobreestiman el interés femenino

En las relaciones heterosexuales, los hombres sobreinterpretan el interés femenino y las mujeres tienden a subestimar cómo interpretan las manifestaciones masculinas de interés sexual. Básicamente, los niños tienden a creer que las mujeres están interesadas incluso cuando no lo están, y las mujeres tienden a no darse cuenta cuando un hombre muestra interés. ¡Esto lo hace complicado!

Las explicaciones de esto pueden estar en el hecho de que los hombres son creados social y culturalmente para ver más sexo en sus rutinas, mientras que las mujeres son inducidas a pensar y actuar de manera más discreta cuando se trata de sexo.

6 – Nuestro género define lo que nos atrae

Los hombres encuentran más atractivas a las mujeres que expresan felicidad; ellos, por otro lado, consideran que la felicidad es uno de los aspectos menos relevantes en términos de atracción.

Para las mujeres, la expresión facial masculina de orgullo se considera la más atractiva; sin embargo, la ropa interior no ve esta misma expresión como atractiva en las mujeres. En ambos sexos, la expresión de la vergüenza parece ejercer un gran poder de atracción. Estos hallazgos son parte de un estudio de 2011 realizado por la psicóloga Jessica Tracy de la Universidad de Columbia Británica.

7 – Un toque ligero puede ser la guinda del pastel al coquetear

No se trata de ser invasivo o mostrar intimidad con alguien que ni siquiera conoces bien, tienes que ser consciente, ¡eh! Un estudio de 2004 hizo que 20 hombres se acercaran a las mujeres en la calle, pidiéndoles sus números de teléfono: la mitad del tiempo, simplemente se acercaban y preguntaban; luego tocaron los antebrazos de las mujeres con las que hablaron. Los resultados mostraron que los hombres tenían más éxito cuando tocaban ligeramente los brazos de las mujeres que se acercaban.

8 – Para tener éxito en el coqueteo, no tienes que ser la persona más bonita de la habitación.

Si estás acostumbrado a poner a prueba tus habilidades de seducción en bares, clubes y lugares similares, ten en cuenta que la gente tiende a acercarse no necesariamente a las figuras más bonitas del lugar, sino a aquellas que hacen más contacto visual con los demás y sonríen más.

By memeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *