Carnaval de Salvador: el más animado de Brasil

El carnaval de Salvador es uno de los más tradicionales y animados del país. Durante los seis días de celebración, una multitud de juerguistas toma las calles, ocupando una extensión urbana de unos 25 kilómetros, en un clima de pura juerga y alegría. Es un gran evento popular y cultural, que reúne una gran diversidad de estilos, arte y ritmos musicales.

(Fuente: Antônio Cruz / ABr – Agência Brasil / Reproduction)

En ese momento, todos son bienvenidos a disfrutar de la capital de Bahía y disfrutar del ambiente carnavalesco, pero no siempre fue así.

Historia

En el comienzo de su historia, el Carnaval de Bahía fue extremadamente elitista, siendo utilizado por pocos. Entre 1870 y 1890, se celebró en discotecas y desfiles en los barrios de la clase media. Como en muchas ciudades brasileñas, estos eventos tuvieron inspiración europea, con disfraces y carrozas que siguieron el modelo italiano, y se impidió la participación de negros y mulatos. Es evidente que esto no les impidió crear su propia versión de la celebración, que a menudo se consideraba clandestina, y se desarrollaba principalmente en la Baixa do Sapateiro.

(Fuente: Base de datos / Reproducción)

En 1895 comienzan a organizarse los primeros grupos de carnaval afrobrasileños, como los afoxés. El partido de influencia africana tardó otros 40 años en extenderse desde los barrios populares hasta el centro de Salvador. Este cambio fue definitivo y el primer paso para transformar la juerga bahiana en lo que es hoy.

Afoxé y bloques afro

Afoxé es un ritmo musical que tuvo su origen en el estado de Pernambuco, pero se fue extendiendo rápidamente y pronto se apoderó de Bahía. Este ritmo, al contrario de lo que muchos imaginan, está lejos de ser un bloque carnavalero, teniendo vínculos muy profundos con las manifestaciones religiosas del Candomblé terreiros.

Bloque Ilê Ayê. (Fuente: SecultBA / Reproducción)

Hoy en día, además de bloques de este estilo, están los africanos, que se vuelven cada vez más numerosos, con mucha riqueza visual y musicalidad propia. Este estilo de arte es tan poderoso que superó las barreras del Carnaval y conquistó su espacio en la cultura brasileña en general. Los más famosos a nivel nacional, y que siempre están presentes en los medios, son grupos como Araketu e Ilê Aiyê, conectados a bloques con los mismos nombres.

Bloque Araketu. (Fuente: Marcos Costa / Agecom / Reproduction)

Olodum

(Fuente: Reproducción)

Olodum es un bloque afro muy famoso en el Carnaval de la capital de Bahía. Fue fundada el 25 de abril de 1979, durante el período de carnaval, como una opción de ocio para los vecinos de Maciel-Pelourinho, para asegurar que tuvieran derecho a disfrutar de la fiesta en bloque y de manera organizada.

Lo mejor es que también es una ONG del movimiento negro brasileño, y sus acciones apuntan a combatir la discriminación racial, estimular la autoestima y el orgullo de los afrobrasileños, además de defender y luchar por los derechos civiles y humanos de la población. personas marginadas tanto en el estado como en todo el país.

Después de su debut en el carnaval de 1980, la banda Olodum se hizo muy famosa no solo en Brasil, sino también en todo el mundo. Incluso actuaron en países de Europa, Japón y casi toda Sudamérica, además grabaron canciones con Pet Shop Boys, Caetano Veloso, Wayne Shorter, Herbie Hancock, Jimmy Cliff y Michael Jackson (Ellos no se preocupan por nosotros).

El bloque, la banda y la ONG también cuentan con una escuela, que ayuda en el desarrollo de la ciudadanía y la preservación de la cultura negra, ofreciendo formas de conocimientos adicionales a los que se pueden adquirir a través de nuestro sistema de educación formal.

La Escuela Olodum se ha convertido en un verdadero espacio de participación y expresión de la comunidad negra. Actualmente, es un referente nacional e internacional por su innovación en el trabajo con el arte, la educación y la diversidad cultural.

Música de Axé

(Fuente: Daniel Munoz / Reuters / Reproduction)

Axé, o axé music, es un género musical que surgió en Bahía en 1980, durante las demostraciones populares del Carnaval de Salvador. El ritmo es una gran mezcla de ijexá, samba-reggae, frevo, reggae, merengue, forró, samba duro, ritmos candomblé, pop rock y otros estilos afrobrasileños y afrolatinos.

Margareth Menezes. (Fuente: Reproducción)

Cantantes como Daniela Mercury, Margareth Menezes y Luiz Caldas ayudaron a proyectar la música axé por todo el país. Se extendió rápidamente, generando las famosas micaretas (que son una especie de Carnaval fuera de temporada), y ganó mucho impulso en la industria de la música, produciendo éxitos durante todo el año.

Desafortunadamente, muchos críticos creen que este estilo de música ha disminuido en los últimos años, no por su popularidad decreciente, sino porque las nuevas canciones no parecen tener la misma fuerza que las viejas. Los principales grupos axé favoritos del país siguen siendo los mismos que en la década de 1990 y principios de la de 2000, y los novatos no pueden alcanzar el mismo nivel de expresión que sus predecesores. Esto plantea la preocupación de que el ritmo bahiano no podrá renovarse con una nueva generación y perderá su relevancia cuando sus representantes más antiguos decidan dejar de actuar.

Los tríos que empezaron como dúo

Además de que los tríos eléctricos son parte icónica del Carnaval de Salvador, permitieron la creación de una nueva industria fuera del eje Río-São Paulo. Ante su notoriedad, si algún artista quería destacarse en el panorama cultural, era necesario acudir al sureste. Con esta innovación, los cantantes del noreste pudieron lograr más espacio en la escena musical nacional.

Y todo empezó en 1950, cuando el Clube Carnavalesco Misto Vassourinhas do Recife tenía una presentación que hacer en Río de Janeiro y, como el barco en el que viajaban tendría que hacer escala en la capital de Bahía, el Ayuntamiento los invitó. para actuar también allí.

El 31 de enero, el club realizó su desfile por las calles de Salvador, una gran juerga que contó con cuerdas, gente disfrazada y 65 músicos tocando fanfarrias, un momento importante que revolucionaría la historia de la música popular brasileña.

Obviamente la multitud pronto se emocionó y comenzó a seguir la procesión, pero cuando llegaban a una de las calles principales de la ciudad, uno de los músicos de Pernambuco terminó lesionado y el club tuvo que interrumpir la actuación. Esto fue extremadamente frustrante para quienes estaban viendo la fiesta y para quienes esperaban ansiosamente ver la juerga en las calles siguientes.

Dos amigos, Antonio Adolfo Nascimento (que tenía el apodo de Dodô) y Osmar Álvares Macedo vieron la emoción del público con el frevo de Pernambuco, así como la tristeza que demostró la interrupción del desfile. Dodô era dueño de un taller mecánico, y al evaluar la situación, él y Osmar tuvieron la idea de adaptar un Ford 1929, conocido popularmente como phobica en ese momento, conectando una guitarra y un prototipo de guitarra a la batería del auto y listo. a las calles corriendo las canciones de Recife. Y así comenzó el dúo eléctrico, Dodô y Osmar.

Estatua de Dodô y Osmar en Salvador. (Fuente: Andrevruas / Reproducción)

El “trío eléctrico” no apareció hasta el año siguiente, cuando unos amigos cambiaron el coche por una camioneta Chrysler Fargo y llamaron a Temístocles Aragão para tocar un instrumento llamado triolim (guitarra tenor).

Osmar y el fóbico. (Fuente: Archivo personal / Reproducción)

En 1952, agregaron más innovaciones, alcanzando un total de ocho parlantes, generadores adicionales y recibieron el apoyo de la fábrica Fratelli Vita en Bahía. En 1953, la invención comenzó a ser copiada por otros grupos, conocidos como: 5 Irmãos, Ipiranga y Conjunto Atlas. Este fue el punto culminante para consagrar el concepto del trío eléctrico, y en 1959 los tríos actuaron en Recife, con el patrocinio de Coca-Cola, demostrando de una vez por todas que llegaron para quedarse en el circuito de carnavales.

El trío ya estaba patrocinado en 1952. (Fuente: Reproducción)

En la década de 1960, el Ayuntamiento de Salvador comenzó a promover los concursos de tríos eléctricos, haciendo de los desfiles de los tríos una tradición en Bahía. Al mismo tiempo, comenzaron a conectarse a bloques, usando camisetas de colores como identificación en el momento de los sudarios (que serían los abuelos de los abadás), y comenzaron a aislar a los demás juerguistas con cuerdas de separación. Y en 1969, Caetano Veloso lanzó la canción Atrás do Trio Elétrico, que divulga la atracción antes restringida a los dos estados del noreste para todo Brasil.

Trio Elétrico Marajó en los años 70. (Fuente: Libro Historia del Carnaval de Bahía / reproducción)

Sin embargo, la profesionalización de los tríos recién comenzó en 1970, así como el modelo tan conocido hoy en día. Hasta ese momento, las canciones de este estilo de entretenimiento eran todas instrumentales, con el primer cantante, Morais Moreira, trepando en el trío eléctrico del grupo Tapajós en 1978. El cantante explicó después de que la idea de tener a alguien cantando vino después de un conversación con Gilberto Gil, que pensó que era necesario “poner fuerza al trío”, porque ya no soportaba escuchar las mismas cosas.

A lo largo de los años, los vehículos se han ido perfeccionando cada vez más, y ya en la década de 1980 había algunos con etapas giratorias y ascensores automáticos.

(Fuente: Márcio Reis / Ag Haack / Reproduction)

Actualmente, además de su importancia para el carnaval nororiental, el trío eléctrico también se ha convertido en un elemento estratégico para la administración pública y para la economía local, ayudando a las empresas en el turismo cultural, ayudando en el surgimiento y mantenimiento de nuevos artistas y organizaciones como bloco, afoxés y tríos independientes, además de generar nuevos productos (abadás, discos, shows …). Incluso la fabricación y alquiler de vehículos sirve como una forma de mover grandes fortunas cada año. Y pensar que todo empezó con dos amigos y un fóbico, ¿eh?

Carnaval en Salvador 2020

En 2020, las celebraciones de carnaval en Salvador comienzan el 15 y 16 de febrero con Fuzuê y Furdunço, que preceden a la inauguración oficial. Posteriormente, el horario oficial durará desde el 20 hasta el 26 de febrero. Los eventos de carnaval en la ciudad tienden a atraer a más de 1 millón de turistas cada año, y esta vez probablemente no sea diferente.

El carnaval en la capital bahiana es muy popular por la energía contagiosa de su juerga, y las fiestas se desarrollarán en tres circuitos principales: Dodô (Barra-Ondina), Osmar (Campo Grande-Avenida Sete) y Batatinha (Centro Histórico). .

Carnaval del Circuito de Batatinha. (Fuente: Fábio Rodrigues Pozzebom / ABr – Agência Brasil / Reproducción)

Las cabañas y la mayoría de los bloques de carnaval están pagados, y para participar debes comprar un abadá. Pero para quienes no pueden o no tienen la intención de gastar mucho, la mejor opción es acompañar las cuadras sin ataduras y disfrutar de la programación del Carnaval Pipoca que este año contará con grandes atractivos nacionales como Ivete Sangalo, Alok, Bell Marques y varios. otros.

(Fuente: Fabio Rocha / Globo / Reproduction)

Para aquellos que buscan un programa más alternativo, es legal visitar el Palco do Rock, Villa Infantil y Carnaval dos Bairros, que se lleva a cabo en Cajazeiras, Periperi, Itapuã, Liberdade, Boca do Rio, Plataforma y Pau de Lima. .

(Fuente: Valter Pontes / Secom / Reproduction)

En 2019, las fiestas de carnaval en Salvador contaron con más de 200 atracciones y 700 actuaciones en los circuitos oficiales.

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required