Caso de Michael Jackson: las fotos que se encontraron en la casa del cantante

El martes pasado, Radar Online publicó un informe policial, informes y fotografías, hasta ahora desconocidas para el público en general, que detalla una supuesta colección de pornografía infantil perteneciente al cantante Michael Jackson.

Según el vehículo, “Michael Jackson escondió una casa de los horrores dentro de su infame Rancho Neverland, donde almacenaba pornografía, tortura animal y otro contenido pesado en un intento de seducir a jóvenes inocentes”.

En un comunicado, el comisionado del condado de Santa Bárbara en California dijo que el vehículo no tenía acceso a los documentos originales que se usaron como evidencia en 2005. Según él: “Algunos de los documentos parecen ser copias de informes escritos por el equipo policial y fotos tomadas por esos mismos empleados, mezcladas con contenido que parece provenir de Internet u otras fuentes ”.

La polémica del documental “Living with Michael Jackson”

En 2003, el periodista británico Martin Bashir mostró por primera vez el documental que realizó con el rey del pop. En él, el cantante dio la polémica declaración de que compartió su cama con niños y apareció de la mano del niño Gavin Arvizo, de 13 años, quien luego acusó a la estrella de abuso sexual.

Gavin Arvizo y Michael

En este momento, el gobierno de Estados Unidos inició una investigación que fue interrumpida cuando el niño comenzó a negar lo sucedido. Meses después, una psicóloga denunció a los responsables de la investigación que Gavin había confesado haber sido abusado sexualmente por Michael, lo que provocó que la policía de Santa María reabriera la investigación.

Cuando se recolectaron los materiales del rancho Neverland

El 13 de noviembre de 2003, los oficiales registraron la suite principal del rancho. Los fiscales buscaron pruebas y recopilaron libros y revistas que, según dijeron, serían relevantes como evidencia circunstancial sobre las intenciones y los métodos utilizados por el rey del pop para atraer a los menores.

Durante el juicio de 2005, los responsables del caso presentaron pruebas alegando que en los materiales había huellas dactilares del cantante y de las presuntas víctimas, Gavin y su hermano menor.

Rancho Neverland

El vehículo de la CNN llegó a informar que se encontraron 12 copias de Jackson en ocho revistas diferentes y que el adolescente y el niño involucrados en el caso también habrían tenido acceso a este contenido, demostrando que el cantante les habría mostrado tal material.

Las fotos encontradas en la casa de Michael no constituyen “pornografía infantil”

Según la policía, las imágenes encontradas en el rancho Neverland no se consideraban, según la ley, pornografía infantil. Sin embargo, hubo algunas fotografías de niños desnudos que, según el informe policial, podrían utilizarse como parte de un proceso de “preparación” para reducir la inhibición de las víctimas y facilitar el abuso sexual.

Estas fotos estaban en libros de fotografía, de los artistas Pere Formiguera y Simen Johan – fotógrafo que presentó imágenes sexualizadas utilizando cuerpos de adultos y rostros de niños.

Fotos de Pere Formiguera

Fotos de Simen Johan

El jugamiento

Thomas Mesereau Jr, líder de la defensa de la estrella, difamó a la madre del adolescente Gavin Arvizo, alegando que era “una estafadora con un largo historial de acusaciones falsas” y habría obligado a su hijo a hacer tales acusaciones contra el cantante.

El adolescente testificó y reveló que, mientras él y su hermano se quedaron en el rancho Neverland, durmieron en la misma cama que Michael y tuvieron acceso a dichos materiales. Además, afirmó que la estrella le ofreció bebidas alcohólicas, como ron, vodka, whisky y vino, y que le habría metido las manos dentro de los pantalones y lo habría tocado.

Michael durante el juicio

La defensa, a su vez, señaló algunas contradicciones en el testimonio del menor y demostró que previamente había negado el abuso.

Durante el testimonio de la madre de Garvin, afirmó que el rancho del cantante era un “antro de alcohol, pornografía y sexo con chicos” y que los guardaespaldas de Michael lo habrían tomado como rehén. El mismo día, fue acusada y afirmó haber utilizado el dinero que le habían donado a su hijo, que estaba enfermo en ese momento, para su propio beneficio.

“Esas son revistas para adultos. Cualquiera puede tenerlas. Eso no prueba el cargo”.

Otros testigos dijeron que ella era una “loca por el dinero” y que sus hijos estaban tratando de conseguir dinero y regalos de todos modos.

El cantante fue absuelto y, en relación a las fotografías encontradas en su casa, el jurado Paul Rodríguez dijo: “Esas son revistas para adultos. Cualquiera puede ser dueño de ellas. Esto no prueba la acusación”.

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required