Desde el 19 de diciembre del año pasado, una misteriosa enfermedad asolaba Minas Gerais. Una persona falleció y siete ingresaron con síntomas de vómitos, dolor abdominal, insuficiencia renal aguda, parálisis facial y visión borrosa. Durante las investigaciones realizadas, se descubrió que todos ellos viven o han estado en el barrio Buritis, en la región occidental de Belo Horizonte.

Las autoridades sanitarias y de vigilancia de la salud de Belo Horizonte recolectaron muestras de bebidas proporcionadas por los familiares de las víctimas y las enviaron para su análisis. Y el jueves pasado (09), agentes de la Policía Civil visitaron la fábrica de cerveza Backer (que se encuentra en Olhos D’Água, también en la región oeste de la capital de Minas Gerais), para investigar una posible conexión con la misteriosa enfermedad.

Cerveza contaminada

En Internet comenzaron a difundirse mensajes de que los pacientes habían comprado cerveza Belorizontina, elaborada por la cervecería Backer. La empresa ya se había hecho pública para declarar que estos mensajes eran falsos y que la bebida no está relacionada con los síntomas que presenta. Sin embargo, cuando TV Globo solicitó comentar sobre la presencia policial en la fábrica, su oficina de prensa solo manifestó que están colaborando con las investigaciones y quieren descubrir la verdad. También dijeron que la empresa confía en sus productos y esperaban el informe que desmentiría cualquier tipo de problema.

Se retira del mercado un producto con título internacional

Backer ganó el título de mejor cervecería del continente en la Copa de Cervezas de América. La marca Minas Gerais también recibió cuatro medallas de oro, dos de plata y una de bronce con sus diferentes etiquetas.

Por ello, la decisión tomada este lunes (13) por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de convocar a la empresa a retirar todas las cervezas y cerveza de barril, además de suspender la venta de cualquier producto hasta que se descarte la posibilidad. contaminación, puede representar un problema de imagen importante para Backer.

Según MAPA, se incautaron más de 16 mil litros de bebida y, en la misma noche de la convocatoria, varios mercados ya estaban cumpliendo con la determinación y sacando los productos de sus estantes.

(Fuente: Danilo Girundi / TV Globo / Reproducción)

Intoxicación por anticongelante

En la fabricación de varios productos, es necesario utilizar anticongelante. Dos de ellos son dietilenglicol y monoetilenglicol. Bruno Botelho, profesor del Departamento de Química de la UFMG e investigador en elaboración de cerveza, explicó que, en la práctica, ambos son muy similares, difiriendo solo en la cantidad necesaria para causar intoxicación (el monoetilenglicol es menos tóxico).

Según las investigaciones, los análisis de sangre de cuatro víctimas mostraron dietilenglicol, sustancia que pudo haber causado los síntomas del síndrome nefronural. Ninguna muestra de sangre mostró todavía monoetilenglicol, pero se encontró junto con el otro anticongelante en botellas recolectadas en las casas de los pacientes y dentro de la cervecería (todos de la línea Belorizontina), y también en uno de los tanques de la fábrica.

Tales Bittencourt, superintendente de la Policía Técnico-Científica, dice que la contaminación por dietilenglicol puede ser letal en cantidades de 0,014 a 0,017 mg por kilo. En otras palabras, para un hombre que pesa 70 kilos, de uno a 1,2 gramos ya podría ser fatal.

¿Sabotaje o error?

Backer garantizó que no usa dietilenglicol y su presencia en uno de los tanques está siendo investigada por la Policía Civil. Existe la posibilidad de que un ex empleado descontento de la empresa haya participado en un presunto sabotaje, pero el jefe investigador, Flávio Grossi, dijo en rueda de prensa que no puede precisar si lo ocurrido fue realmente un acto premeditado o simplemente un error. que provocó una fuga.

¿Qué hacer en caso de contaminación?

Si alguien presenta los síntomas y ha bebido cerveza Belorizontine de los lotes contaminados (L1 y L2 1348 y L2 1354), se recomienda acudir al médico inmediatamente. En el hospital se llevará a cabo una evaluación clínica que incluirá exámenes neurológicos y de fondo de ojo completos, y varias pruebas de laboratorio para determinar la dosis sérica de dietilenglicol.

El tratamiento incluye apoyo general en cuidados intensivos, control glucémico, hidratación y corrección de alteraciones electrolíticas. Además, el antídoto de elección será el etanol, no el carbón activado, que es muy común en casos de intoxicación. Esto se debe a que la primera sustancia satura la deshidrogenasa hepática y evita la toxicidad por dietileno.

Existe un antídoto específico para estos casos en el exterior, el fomepizol, pero lamentablemente no está disponible en nuestro país.

By memeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *