Podemos intentar controlar nuestro destino, pero nunca sabremos cómo será el mañana. La idealización, construcción e historia de El Helicoide, o Helix, muestran bien cómo funciona esto. El edificio está ubicado en Caracas, Venezuela, y utilizó un pequeño cerro como base natural por su forma inusual.

Diseñada en la década de 1950 por los arquitectos Pedro Neuberger, Dirk Bornhorst y Jorge Romero Gutiérrez, la estructura es uno de los mayores símbolos del movimiento modernista venezolano.

El comienzo de todo

El proyecto inicial preveía la construcción de un centro comercial Auto-servicio, donde todas las tiendas estarían en una larga rampa de 4 kilómetros de largo. Los coches podían descender y trepar por él, así como aparcar frente a los lugares que quisieran visitar. El edificio era ambicioso, con espacio para 300 tiendas, que existirían junto a un hotel de 5 estrellas, siete salas de cine, galerías de exposiciones, gimnasio, piscina, bolera, guardería y mucho más.

El proceso de construcción comenzó bajo el dictador venezolano Marcos Pérez Giménez, pero antes de su finalización en 1961, su gestión se derrumbó y los recursos financieros se volvieron escasos. Como la construcción era un símbolo del gobierno de Pérez, los sucesores optaron por dejar la obra paralizada tras su salida del poder. En 1975, después de un largo proceso de quiebra por parte de la empresa constructora, el edificio pasó a ser propiedad del gobierno.

Abandono e invasión

El futuro centro comercial se construyó en una región rodeada de barrios marginales, y no pasó mucho tiempo para que el edificio fuera invadido. El proceso se inició en 1979, con un deslizamiento de tierra que se produjo en la región. Las personas sin hogar usaron la estructura inacabada como hogar, y otros la siguieron; en 3 años, más de 10 mil personas vivieron en el lugar.

En 1982, hubo un desalojo, con el plan de transformar el sitio en un museo de historia y antropología. La idea no se materializó y, en cambio, dos años después el edificio fue tomado por la inteligencia policial venezolana, quienes lo convirtieron en su base de operaciones. Las áreas que alguna vez fueron consideradas tiendas se convirtieron en celdas para los detenidos que fueron interrogados y torturados.

Vicente Lecuna, profesor de la Universidad Central de Venezuela, considera el edificio una gran contradicción: “un lugar que buscaba ser el símbolo del libre comercio en la década de 1960 terminó convirtiéndose en una prisión con presos políticos”.

¿Conoces la newsletter de Mega Curioso? ¡Semanalmente, producimos contenido exclusivo para los amantes de las mayores curiosidades y extravagancias de este mundo! ¡Registre su correo electrónico y no se pierda esta forma de mantenernos en contacto!

By memeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *