El olor de la edad: los ancianos realmente desprenden un olor particular

(Fuente de la imagen: Thinkstock)

Un nuevo estudio, realizado por investigadores del Monell Chemical Senses Center en los Estados Unidos, sugiere que las personas mayores, de hecho, emiten un olor particular. Según el personal de Scientific American, el olor se puede detectar fácilmente, pero no es necesariamente un olor desagradable.

Durante los experimentos, el equipo de investigación dividió un grupo de 44 participantes en tres grupos: uno formado por personas más jóvenes (entre 20 y 30 años), un segundo formado por personas de mediana edad (entre 45 y 55 años), y un tercero, con participantes de edad avanzada (entre 75 y 95 años).

Prueba de aroma

Los investigadores pidieron a los voluntarios que evitaran alimentos ricos en especias, cigarrillos, bebidas alcohólicas y que usaran productos de higiene personal sin perfume, todo como una forma de no interferir con el olor corporal de cada uno. Luego, los participantes durmieron durante 5 noches consecutivas con una camiseta que tenía un material absorbente adherido a sus axilas.

Después de ese período, los investigadores retiraron el material de las camisetas y pidieron a un nuevo grupo de voluntarios, compuesto por hombres y mujeres jóvenes, que oler los materiales con los ojos vendados. Se pidió a los participantes de la segunda fase que calificaran el aroma como agradable o no, y si pertenecía a una persona mayor o más joven.

Resultados sorprendentes

Según las evaluaciones, los investigadores encontraron que el aroma de las personas mayores se clasificó como menos intenso y desagradable que el olor que exhalan las personas jóvenes o de mediana edad.

El olor corporal más intenso y desagradable se atribuyó a los hombres de mediana edad, mientras que las mujeres del mismo grupo de edad se clasificaron como las que exhalaron el aroma más agradable. Los varones ancianos se clasificaron como los que tenían los olores menos intensos.

Además, en general, el aroma más fácilmente identificable era el de los ancianos, e incluso fue reconocido instantáneamente por algunos de los voluntarios. Según los investigadores, el estudio demuestra que, aunque los ancianos sí tienen un olor particular, no es ni mejor ni peor que el aroma que exhalan otros grupos de edad. Simplemente característico.

Fuentes: PLoS One y Scientific American

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required