La palabra Xerox para usted solo puede significar una copia de una hoja de papel. Pero también es una empresa antigua y revolucionaria que es el tema de la semana en la serie de historia de la tecnología.

Ha llegado el momento de que conozcas el origen de esta técnica, cómo evolucionó la empresa y por qué perdió la oportunidad de ser una de las más grandes del mundo.

La unión hace la fuerza

La historia de Xerox tiene dos comienzos. ¿Como asi? Espera, te explicamos. La primera parte comienza en 1906, con la fundación de The Haloid Photographic Company en Rochester, Estados Unidos. Es la misma ciudad que Kodak y no es casualidad, ya que se especializa en la realización de películas y equipos fotográficos. Solo la compañía fue como mucho promedio y apenas sobrevivió a la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial.

Un póster.Un cartel antiguo de The Haloid Photography Company.

Ahora vamos a octubre de 1938, cuando el físico y abogado Chester Carlson produce la primera imagen xerográfica del mundo. La técnica también se llama electrofotografía y revolucionó incluso las fotos ordinarias. Esto se debe a que nos permite copiar una foto, documento escrito o ilustración sin tener que reproducir el proceso.

¿El secreto? Grabe un mensaje usando un polvo especial en una hoja de papel, basado en un portaobjetos de vidrio con un dibujo a tinta y una placa de zinc.

La primera fotocopiadora del mundo.

La inscripción 22 del 10 de 38 Astoria, fecha y lugar del experimento, fue la primera fotocopia, que aún ni siquiera tenía ese nombre. Carlson tardó 10 años en encontrar a alguien interesado en comprar la tecnología y producir un dispositivo que la reprodujera a gran escala. El nuevo propietario era Haloid Company, bajo el mando del visionario ejecutivo Joseph C. Wilson.

¿Como funciona?

El proceso ha evolucionado, ahora con una fina capa de sustancias como el selenio como material fotoconductor, aprovechando la electricidad estática y el principio de que las cargas opuestas se atraen entre sí. La placa de metal debajo del cristal en el que se encuentra el documento original y la hoja de papel en sí están cargadas positivamente.

Diseño.Un ejemplo básico de cómo funciona el fotocopiado, con bobinas que se calientan con la ayuda de la luz.

El tóner, que es un polvo formado por partículas de plástico, tiene carga negativa. Todo este conjunto recibe luz y las partículas se adhieren a la hoja, que tiene una carga positiva aún más fuerte. Los rodillos de teflón calientan el contenido de tóner y hacen que se adhiera al papel. Es a través de este paso final que la hoja de copia se calienta en su mano.

Combinando los fondos y el equipo de Haloid y el invento de Carlson, la primera fotocopiadora XeroX con dos X mayúsculas se lanzó en 1949. El éxito del dispositivo fue modesto, lento y muy sucio. Pero tenía potencial de sobra.

Una fotocopiadora vieja.La primera de las máquinas Xerox.

Ah, y fue en ese año que surgió la palabra xerografía. A quien se le ocurrió esto fue un profesor universitario consultado por Haloid. El término deriva de las palabras griegas para “escritura seca” e incluso aquí en Brasil se ha convertido tanto en sinónimo de fotocopia como en un verbo, xerocar.

La revolución del 914

En los años siguientes, Xerox lanzó una fotocopiadora de microfilmes, Copyflo. Pero el éxito es de hecho la Xerox 914, 59. Esta fue la primera fotocopiadora totalmente automatizada del mundo, rápida y económica, pero difícil de mantener. Este producto se considera uno de los mayores éxitos comerciales individuales de todos los tiempos y ha revolucionado la copia de libros y documentos. El nombre proviene del tamaño máximo de las hojas copiadas, 9 por 14 pulgadas.

Una máquina Xerox 914.El legendario y enorme Xerox 914.

Haciendo autostop en el éxito, la empresa lanza más modelos en los años siguientes. A partir del 64, la Xerox 813 fue la primera fotocopiadora que se utilizó sobre la mesa, ya que la anterior era enorme y estaba directamente en el suelo. A partir del 66, la Xerox 2400 recibió el nombre de la cantidad de copias que hacía por hora, un récord en ese momento. Es el primero con alimentador de papel automático.

Todo salió tan bien que Xerox abrió un enorme centro de investigación y fabricación en la ciudad de Webster para satisfacer la demanda. A finales de la década y cotiza en bolsa, compra pequeñas empresas de tecnología y amplía la línea de productos más allá del fotocopiado.

Una de las cunas de la tecnología

En 1970, se inauguró el legendario Xerox Palo Alto Research Center, o Xerox PARC. Este centro de investigación fue uno de los más importantes en la historia de la tecnología, y en él surgieron nada menos que: la computadora personal, la interfaz gráfica de usuario, el estándar Ethernet, el mouse, el diseño de documentos de texto, un software de creación de imágenes que es el abuelo de Paint y más. Allí se formaron mentes increíbles.

Un paisaje.

Y fue en una visita a PARC que Steve Jobs vio estas noticias y tomó las ideas de Apple para mejorarlas y lanzarlas. Lo que más impresionó fue la interfaz, es decir, iconos y ventanas para realizar tareas en la computadora. El propio Jobs dijo en una entrevista que Xerox no tenía idea de la revolución que se avecinaba y se aprovechó de la ingenuidad o la falta de interés.

La historia más extendida es que Apple robó en la cara, pero de hecho la visita se pagó mediante un contrato de compraventa de acciones. Ya sea que sea una guarra o no, ahí van todos. Xerox demandó a Apple una década después, pero no obtuvo la compensación que le gustaría.

PARC sigue haciendo un buen trabajo hoy, pero trabaja de manera más independiente.

De allí salieron dos computadoras. La primera es la revolucionaria Xerox Alto, de 73 años, considerada la primera computadora personal. Trajo un mouse casi sin precedentes, sin mencionar el sistema operativo y la interfaz gráfica. Se convirtió en un fenómeno en Silicon Valley, pero nunca se vendió. Quienes fueron a las tiendas fueron Xerox Star, de 81 años, y Daybreak, de 85. Eran caras y solo más tarde descubrimos que Xerox estaba tan por delante.

El Xerox AltoLa Xerox Alto.

Pero si salió adelante, era tan bueno y había creado todas las tecnologías, ¿por qué Xerox no invirtió en PC? Hay varias razones. Sus modelos no fueron un éxito alentador, producir una computadora barata en ese momento era difícil y era necesario enfocarse demasiado en este segmento para funcionar, como Apple e IBM.

Una computadora vieja.La estrella de Xerox.

Así que Xerox decidió ir a lo seguro y dejó de embarcarse en esta industria que la haría aún más gigante de lo que ya era. Es decir, si hubiera cambiado de opinión y hubiera fabricado todo lo que salió de PARC, tendríamos un modem, PC, mouse, monitor, todo hoy con la marca Xerox. Pero no sucedió.

Una marca incansable

Volviendo a las fotocopiadoras, Xerox presenta más novedades, como la duplicación automática y el control de brillo. En 75, se publicó un comercial histórico. El anuncio muestra al hermano Dominic apelando a una fotocopiadora cuando copia manuscritos en un monasterio. Se enamoró de la multitud, se convirtió en un cartelista e incluso fue revivido 40 años después, para mostrar nuevas tecnologías.

Esa década, salió al mercado la Xerox 6500, la primera fotocopiadora a color de la empresa. Y la impresora láser también fue inventada por Xerox. Nació en PARC por Gary Starkweather, quien modificó una fotocopiadora y agregó nueva tecnología.

Una vieja impresora láser.La primera impresora láser de Xerox.

Años más tarde se comercializó como la Xerox 9700, capaz de imprimir 120 páginas por minuto y destinada únicamente al mundo empresarial. Era 1977, un poco tarde, pero todavía estaba impactando y rindiendo mucho. El año anterior se produjo la última unidad del clásico 914.

Piedras en camino

Pero la década no termina bien para Xerox. Está siendo demandada por un organismo regulador en los Estados Unidos y está recibiendo una fuerte sanción antimonopolio. La empresa debe otorgar licencias para varias de sus patentes a la competencia y permitir a los usuarios comprar tóners y servicios de mantenimiento de estos rivales.

Pierde una enorme participación de mercado frente a competidores que antes no existían o no amenazaban tanto, como Canon, Epson, IBM, Kodak, HP, Ricoh y más, todos con productos diferenciados y precios competitivos.

En la década de 1980, necesitaba reinventarse y expandirse a otros mercados y comenzó a valorar la calidad en lugar de la cantidad. En expansiones, una de las soluciones fue en máquinas de escribir con Memorywriter, un modelo eléctrico con memoria interna y una pequeña pantalla para corregir errores antes de que las letras pasen al papel. Para ahorrar dinero, vende algunas filiales.

Una vieja maquina de escribirMemorywriter.

Los 90 también son crueles. Cambia el logo a una X roja con punta pixelada, con el lema “The Document Company” para mostrar que es una empresa moderna, pero esto no es suficiente. También subestima el mercado de las impresoras de tinta y pierde mucha competencia debido a eso. Los directores ejecutivos Paul Allaire y Richard Thoman, que dirigieron Xerox en las décadas de 1980 y 1990, se culpan mutuamente por no haber logrado la transición digital profesional.

Sin rendirse

Por otro lado, Xerox es pionero en servicios de producción y publicación con DocuTech. Esta tecnología combinó escaneo de alta resolución, reproducción de imágenes de bajo costo y excelente velocidad de respuesta en un solo lugar. Envía imágenes de forma remota al dispositivo, las almacena allí, realiza modificaciones, las comparte con la red local y las imprime.

Un DocuTech 135.La plataforma DocuTech 135.

Esto se considera una revolución tan grande como las primeras fotocopiadoras e incluso se inventó la industria de la impresión bajo demanda, en la que se realizan copias de libros o revistas a gran escala, pero solo en la medida en que se ordenan y pueden sufrir cambios o modificaciones. correcciones generadoras de economía. El nombre se cambió a Nuvera en 2005.

En la irregular década de 2000, más cambios de mando, con el balance gradualmente volviéndose positivo y una serie de líneas en el mercado. Se enumeran las familias DocuColor, Phaser y ColorQube, las prensas digitales iGen y la serie Impika, de una startup comprada en 2013.

Desde 2016, el negocio de Xerox fuera de los documentos y la impresión se ha convertido en una marca llamada Counduent.

Pero su imagen nunca volverá a ser la misma después de junio de 2002. La empresa admitió irregularidades en el balance de ingresos, y este fraude ascendió a 2 mil millones de dólares en maniobras fiscales. De hecho, ¡alrededor de un tercio de esa cantidad se invirtió en actividades aquí en Brasil! Xerox pagó una multa de 10 millones de dólares.

Una serie de logotipos.

El logotipo actual de la empresa está en letras minúsculas y con una esfera lateral con una “X” blanca en el medio.

Xerox sigue en el negocio de la copia, impresión, escaneo, impresoras multifunción, correo electrónico e incluso fax, tanto para el consumidor final como a escala comercial. Solo que hoy hace todo esto de una manera mucho más discreta, con mucho menos impacto. Pero, por supuesto, todavía se respeta por todo el legado, ya que realmente revolucionó el mundo con las fotocopiadoras.

By memeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *