Los científicos descubren nueva información sobre el hexágono de Saturno

Estamos acostumbrados a afrontar las consecuencias de fuertes tormentas, sobre todo en verano. Por una feliz coincidencia, América del Sur no es un lugar propicio para la formación de huracanes, que suelen ser devastadores y provocar numerosos trastornos. Estos fenómenos, aunque agresivos, ya son conocidos por todos, pero ¿alguna vez te has imaginado cuál sería la diferencia de una tormenta que tiene forma hexagonal?

Tormenta hexagonal

Desde la década de 1980, cuando se lanzaron las dos sondas Voyager con el objetivo de estudiar Júpiter y Saturno, los científicos han sabido de la existencia del hexágono. A medida que se acercaban a Saturno, ambas naves registraron tanta información que los datos obtenidos entre los años 1980 y 1981 solo se analizaron en 1988, cuando se dieron cuenta de la existencia de algo diferente.

Por mucho que la curiosa capacitación haya estado allí durante al menos 38 años, el lanzamiento de plataformas es un proceso costoso y que requiere mucho tiempo. Así que fue solo en 2004, cuando la nave espacial Cassini alcanzó sus objetivos, que los científicos confirmaron la existencia de la estructura y recibieron una cantidad considerable de datos para su análisis.

Además de la forma, el tamaño del hexágono es algo increíble. Con 32 mil kilómetros de ancho, sería posible colocar dos Tierras dentro de él, y aún quedaría espacio entre ellas. La única certeza es que hay una tormenta en el centro; por otro lado, no hay muchas pistas de por qué la estructura tiene lados casi rectos, a diferencia de lo que sucede con los fenómenos interesantes aquí en la Tierra.

Una de las posibilidades planteadas es que la forma es el resultado del contacto que se produjo entre dos cuerpos fluidos que, al girar a distintas velocidades, dieron lugar a lo que se visualiza. Otra explicación sería la dirección y velocidad de las corrientes de aire, pero hasta ahora los investigadores no han llegado a ninguna conclusión.

Vistas de verano

La información de la nave espacial Cassini aún se está analizando, pero, junto con los datos obtenidos por las sondas Voyager, fue suficiente para la elaboración de un nuevo estudio, que puede haber avanzado algo en la búsqueda de una explicación.

Hasta hace poco, los científicos creían que la formación estaba bajo la baja atmósfera del planeta, pero el material publicado recientemente mostró que esta extraña tormenta se encuentra a 290 kilómetros sobre la troposfera, llegando incluso a la estratosfera.

La gran diferencia entre la información obtenida por las dos sondas fue que, al orbitar el planeta durante un tiempo considerable, la sonda Cassini pudo registrar datos hexagonales en diferentes momentos. Durante las primeras observaciones, las lecturas infrarrojas (calor) no mostraron nada relevante, ya que era invierno en la región y las temperaturas eran muy bajas.

Con el tiempo, la región se calentó y el hexágono comenzó a aparecer en longitudes de onda infrarrojas. Observar la misma forma a una altitud tan alta marcó la diferencia. Una de las autoras del estudio, la francesa Sandrine Guerlet, del Laboratoire de Météorologie Dynamique, explicó: “a medida que el vórtice polar se hacía cada vez más visible en la estratosfera, notamos que tenía bordes hexagonales y nos dimos cuenta de que estábamos viendo el preexistentes en altitudes mucho más altas de lo que se pensaba ”.

Este hallazgo fue un gran paso en la comprensión de la estructura, pero aún no ha explicado las razones de la forma inusual. Se han identificado otras tormentas en la región sur del planeta, pero con formatos convencionales. Los investigadores creen que existe una asimetría entre los dos polos, lo que explicaría esta diferencia, pero solo una nueva misión podría obtener los datos que confirmen esta hipótesis.

Nos queda fomentar la exploración espacial y buscar siempre más conocimiento sobre todo el Sistema Solar y el Universo. Para muchas personas, esto puede ser inútil e irrelevante al considerar la realidad global, pero descubrimientos como este pueden cambiar nuestras vidas de una manera que ni siquiera podemos imaginar.

¿Conoces la newsletter de Mega Curioso? Semanalmente, producimos contenido exclusivo para los amantes de las mayores curiosidades y cosas extrañas de este mundo. ¡Registre su correo electrónico y no se pierda esta forma de mantenerse en contacto!

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required