Uno de los frentes de investigación más importantes sobre el envejecimiento humano está relacionado con el límite de Hayflick, que postula sobre la división celular y el acortamiento de los telómeros, buscando formas de retrasar este proceso y prolongar la esperanza de vida.

Los científicos han descubierto ahora que el límite de Hayflick se puede manipular en determinadas condiciones. Ahora se cree que las células humanas pueden dividirse hasta 50 veces antes de morir, y cuanto más cerca de ese límite, más muestran signos de vejez. Eludir esta condición biológica es, por lo tanto, una forma de romper la barrera de los 120 años de esperanza de vida humana.

En estudios de laboratorio, las células de ratón pudieron dividirse continuamente, mientras que otras células animales solo necesitaron pequeñas cantidades de oxígeno para mantener la división celular más allá del límite de Hayflick.

¿Más años de vida?

Otra novedad revelada por los investigadores tiene que ver con el papel de los telómeros, que son hebras de ADN no codificante presentes en los extremos de los cromosomas y que se acortan con cada división celular.

Hasta ahora, se creía que los telómeros representaban el reloj biológico de la humanidad, pero los estudios han indicado que no son tan determinantes del envejecimiento y que pueden reconstruirse utilizando ciertas enzimas.

¿Podemos soñar con unos años más de vida? ¿O al menos imagina más tiempo sin mostrar signos de envejecimiento? Es posible que los resultados prácticos de la investigación no lleguen mañana, pero ya crean esperanza para una vida mejor y más larga.

By memeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *