Si eres de esas personas que babean cuando ven a un perro disfrutando del viento a través de la ventanilla de un coche en movimiento, créeme: no estás solo. Pero, ¿por qué a prácticamente todos los perros les gusta estar en la ventanilla del automóvil? ¿Hay alguna explicación para esto? Existe.

Antes que nada, tenga siempre en cuenta lo siguiente: los perros son prácticamente narices ambulantes. Mientras que el sentido del olfato humano está equipado con unos miserables 5 millones de receptores olfativos, el canino tiene 225 millones.

Cuando el aire se mueve, todos estos sensores se activan mejor y los perros pueden captar y reconocer las muchas moléculas de olor presentes en el aire. Entonces, cuando su perro asoma la cabeza por la ventana, en realidad se está revolcando en un mar de todos los olores posibles.

cuidado

Fuente de imagen: Reproducción / Bolsadaellen

Sin embargo, toda esta exposición puede hacer que su perro se sienta muy ansioso, lo que, como probablemente haya notado, no es bueno para él. César Millán, experto en comportamiento canino, explica que se pueden tomar algunas medidas para que el viaje en auto sea suave: debes evitar darle comida a tu mascota antes de salir a dar un paseo; sin embargo, debes traer ese juguete que a tu perro le gusta que muerda, esto lo mantendrá calmado.

Es importante evitar dar largos paseos, a menos que su cachorro ya esté acostumbrado, y siempre debe estar consciente de cuánto estará abierta la ventana de su automóvil, por razones de seguridad. Después de eso, es probable que usted y su perro tengan un buen paseo.

*Publicado originalmente el 21/06/2013.

¿Conoces la newsletter de Mega Curioso? ¡Semanalmente, producimos contenido exclusivo para los amantes de las mayores curiosidades y extravagancias de este mundo! ¡Registre su correo electrónico y no se pierda esta forma de mantenernos en contacto!

By memeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *