Posesión demoníaca: ¿de dónde viene la voz del diablo?

Cambios bruscos de personalidad y comportamiento, agresividad, aversión a los objetos religiosos, cambio de tono de voz y manifestación de fuerza sobrehumana: estos son algunos de los síntomas que puede presentar una persona poseída.

Explorando el interés por lo sobrenatural, el cine siempre ha sabido utilizar el tema en sus producciones, como en “La invocación del mal 2”, “El exorcismo de Emily Rose” y el clásico “El exorcista”, de 1973.

Mientras que la dramaturgia usa el estereotipo de una niña – aparentemente – indefensa que emite una voz profunda y un vocabulario extraño para causar miedo y, de alguna manera, probar posesión demoníaca, cientos de escépticos buscan romper este tabú, usando la ciencia para explicar tales fenómenos.

El exorcista

¿Quieres un ejemplo? En una búsqueda rápida en YouTube, puedes encontrar los audios originales de Janet, la chica del “poltergeist de Enfield” que sirvió de inspiración para la obra “Invocation of Evil”. Ella afirma estar poseída por el espíritu de Bill Wilkins, un anciano que murió en la casa. El cambio drástico en el tono de voz de la niña es innegable, sin embargo, al analizar los audios, varios expertos afirmaron que, a pesar de la voz baja y áspera, el vocabulario seguía siendo el de un niño.

Janet

La afirmación es que Janet usó sus cuerdas vocales falsas, los pliegues vestibulares, para hacer estos sonidos, pero expliquemos esto con más calma.

¿Cómo funciona nuestra voz?

En su laringe, hay un par de cuerdas vocales, que algunas personas llaman cuerdas vocales. Con la presión del aire proveniente de tus pulmones, los pliegues vibran y producen sonidos, que se modifican según la articulación de tu boca. La amplificación se debe a su caja de resonancia, que está formada por laringe, faringe, boca y nariz.

A medida que respiramos, las cuerdas vocales se separan formando un triángulo. En el momento de la fonación, es decir, cuando vamos a hablar, se acercan y vibran.

Conoce tus cuerdas vocales

Pero, ¿qué son las cuerdas vocales falsas? Biológicamente, esta estructura tiene una función protectora y no suele participar en la fonación. Entonces, ¿cuál es la relación de este mecanismo con el cambio de voz?

Los monjes y el canto gutural

Volvamos atrás en la historia: durante más de 4.000 años, las técnicas de canto gutural, también llamadas “difónicas”, han permitido que la voz humana interprete más de tres sonidos distinto e independiente. Esta práctica utiliza pliegues vocales falsos para emitir la voz a frecuencias muy diferentes a las habituales.

Si te gusta el metal, debes conocer bien esta técnica. Todos podemos desarrollar esta habilidad, ¡pero no entrenes solos en casa! Si te gusta el gutural, busca un especialista y respeta tus límites vocales, ¿vale?

https://www.youtube.com/watch?v=1rmo3fKeveo

Ahora que ha visto cómo podemos cambiar nuestra voz, ¿crees que este sería el truco de Janet? ¿La chica dominaba la técnica tan bien que engañaba a todos?

Algunos creen que sí, pero hay otra cara: en la voz hablada en fonación gutural, la intensidad del sonido es pequeña y, por tanto, se necesitan técnicas de canto vocal para subir el volumen.

Además, sin la preparación adecuada, el uso de cuerdas vocales falsas durante un período superior a unos pocos minutos puede causar graves daños en el tracto vocal. Los registros muestran que la niña llegó a emitir esta voz durante horas y, aun así, nunca se vio afectada su voz original.

A pesar de que el caso ha estado sucediendo durante casi 40 años, la gente todavía está buscando explicaciones sobre lo que le sucedió a Janet.

¿Misterio o farsa? ¡Cuéntanos cuál es tu opinión!

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required