Descubre 9 problemas que se pueden resolver escuchando música

Es muy difícil encontrar a una persona que diga que no le gusta la música. Afortunadamente, escuchar música tiene muchas ventajas además del obvio placer de escuchar un buen ruido y, según la situación y el lugar, de bailar un poco. Mental Floss ha reunido una serie de problemas que pueden resolverse con la ayuda de buena música. Compruébalo a continuación:

1 – La música es buena para los bebés prematuros

Los niños que nacen antes de que finalice el ciclo gestacional a menudo sufren de insuficiencia ponderal. Muchos hospitales utilizan la música para acelerar este proceso de crecimiento. Un grupo de investigadores canadienses ya ha logrado demostrar que, de hecho, la música reduce los niveles de dolor y estimula el apetito en los bebés prematuros.

Por eso, muchos hospitales apuestan por la música hecha con instrumentos que hacen un ruido similar al latido del corazón de la madre del bebé. Con todo, este tipo de sonido es ideal para que los bebés duerman mejor. Cuando se trata de ganar peso, se sabe que exponer a los bebés prematuros a las composiciones de Mozart ayuda mucho. Entonces, ¿alguna vez has oído hablar de esto?

2 – La música estimula el crecimiento de las plantas

No solo los bebés se desarrollan mejor cuando escuchan música. Lo mismo ocurre con algunas plantas. Quien mejor explica la relación entre una cosa y otra es Dorothy Retallack, autora de un libro que defiende la idea de que las plantas se desarrollan mejor cuando están expuestas a la música.

Para probar su teoría, Dorothy observó el crecimiento de dos grupos de plantas idénticas: el primer grupo escuchaba rock y el segundo grupo, música más tranquila. La conclusión fue que las plantas que escuchaban música tranquila crecían por igual. Las plantas que escuchaban rocas, por otro lado, crecían más altas, pero con hojas marchitas.

3 – Escuchar música reduce los efectos negativos de las lesiones cerebrales

Los científicos han estado haciendo pruebas en pacientes que sufrieron daño cerebral y quedaron con secuelas relacionadas con el habla. En última instancia, se notó que cuando se invita a los pacientes con accidente cerebrovascular y a los pacientes de Parkinson a bailar o caminar a un ritmo específico, muestran una mejora en su sentido del equilibrio.

De la misma manera, la música puede ayudar a los pacientes con problemas del habla a volver a cantar y pronunciar palabras que antes no podían. Este tipo de musicoterapia ya ha demostrado ser bastante eficaz en niños autistas, que comenzaron a articular mejor las palabras después de cantar.

El director del Centro de Música y Medicina de la Universidad de Cleveland, Michael De Georgia, dijo que la ciencia aún no conoce todos los beneficios de la música para los tratamientos médicos, pero que hay mucho por explorar al respecto.

4 – La música clásica hace que los adolescentes se muevan

Sabemos que a los adolescentes no suele gustarles escuchar música clásica e, incluso, hay estudios que demuestran que las personas de este grupo de edad simplemente huyen de los entornos donde se escucha este estilo de música. En teoría, esto significa que cuando el cerebro escucha un sonido que no le gusta, eventualmente suprime la liberación de dopamina, la sustancia química relacionada con el placer.

Cuando esto les sucede a los adolescentes, tienden a buscar en otra parte donde se sienten bien. Si la idea es lograr que un adolescente se aleje de la televisión y comience a hacer algo, el consejo es invertir en música clásica.

5 – La música puede prevenir la pérdida auditiva

Escuchar música puede actualizar la salud de su oído. Esto se concluyó después de que los científicos realizaran una encuesta a 163 adultos, 74 de los cuales eran músicos. Todos participaron en una serie de pruebas musicales y, al final, los músicos son capaces de procesar los sonidos de manera más eficiente en comparación con otros voluntarios que no trabajan con música.

La conclusión fue que la pérdida de audición, común con la edad, es menor en personas acostumbradas a escuchar música. “Un músico de 70 años entendía el habla en un ambiente ruidoso, así como un no músico de 50 años”, explicó la investigadora Linda Searling.

6 – La música ayuda en el tratamiento de pacientes que han sufrido un infarto.

Las personas que se recuperan de un ataque cardíaco o una cirugía cardíaca también se encuentran entre las que deberían escuchar música. Las investigaciones ya han descubierto que la música tiene el poder de reducir la presión arterial, disminuir el número de latidos del corazón y, en consecuencia, la ansiedad.

La música también actúa como preventivo, y en el caso del corazón, lo realmente bueno son los sonidos tranquilos y pacíficos, que brindan un buen sentimiento a quien los escucha. La música que nos tranquiliza y nos anima mejora la circulación sanguínea.

7 – La música adecuada puede mejorar tu rendimiento deportivo

Un estudio de 2005 en el Reino Unido reveló que escuchar música durante el entrenamiento deportivo puede mejorar el rendimiento de quienes están practicando actividad física. Lo ideal es escuchar música acelerada durante los entrenamientos intensos y música tranquila durante los tramos finales. Aquí tienes un consejo para tu lista de reproducción de gimnasio.

8 – Escuchar música mejora el proceso de alfabetización

En 2009, un grupo de investigadores analizó las habilidades lectoras de dos grupos de niños que estaban en proceso de alfabetización. En uno de los grupos, la alfabetización estuvo acompañada de música, mientras que en el otro grupo de estudiantes, no.

Las habilidades de alfabetización de cada grupo se evaluaron al principio y al final del año escolar. Al final, el grupo de niños que aprendieron a escribir y tenían más contacto con la música se desempeñó mucho mejor que los niños alfabetizados sin ninguna influencia musical.

9 – La música adecuada aumenta las ventas de vino

En 1999, una encuesta realizada en Alemania descubrió que los vendedores vendían más vinos alemanes cuando tocaban música tradicional alemana en sus tiendas. Lo mismo sucedió con los vinos franceses: se vendían mejor cuando la tienda tocaba música francesa.

Los investigadores entrevistaron a algunos clientes de la tienda y la mayoría dijo que ni siquiera se habían dado cuenta de qué canción estaba sonando en el momento de la compra. En otras palabras: parece haber una influencia inconsciente en esta dirección.

Entonces, ¿alguna vez te diste cuenta de que la música influye tanto en nuestras vidas? ¿Conoce otro beneficio de escuchar música que ya ha sido probado científicamente? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required